El de Odebrecht es el reality de moda, el reality de los corruptos, donde cada día veremos desfilar a una de nuestras antiguas autoridades, un reality de nuestras miserias políticas, al que podemos llamar Vacaciones en Brasil o mejor, en Punta Canas, porque ahí es donde se van a ir todos, a la cana".